• Preparados  para  la  cuarta  revolución  industrial

    Preparados para la cuarta revolución industrial

    “Tenemos hoy el mismo número de trabajadores pero fabricamos nueve veces más”. El testimonio de Günter Beitinger, vicepresidente de fabricación de la Digital Factory Division de Siemens, el pasado noviembre en el Kursaal de Donostia, ilustra a la perfección el alcance de lo que algunos describen como cuarta revolución industrial. Este cambio de hondo calado, la transformación digital de la industria, ha llegado para quedarse y está modificando ya los mecanismos de trabajo, de fabricación y de gestión de nuestras empresas.

    Las palabras del directivo alemán en el congreso Basque Industry 4.0 ofrecen una referencia válida sobre el avance que puede generar la industria 4.0 en términos de competitividad. La experiencia de la multinacional alemana en fabricación digital nos demuestra que el salto tecnológico realizado en sus plantas más avanzadas ha servido a la compañía para abaratar tanto los costes de proyecto y de fabricación como el tiempo de llegada al mercado.

    Gipuzkoa también afronta como territorio el reto de adaptarse a los conceptos 4.0. Nuestras empresas trabajan para subirse a este tren. Algunas de ellas de hecho se han posicionado en los vagones delanteros y se encuentran entre las más avanzadas del mundo en términos de incorporación de tecnologías digitales a sus procesos y productos. Y es que la transformación que conlleva la industria 4.0 no solamente afecta a la fabricación, sino también a la relación entre el proveedor y el cliente, así como al modelo de negocio, entre otros.

    Entre los desafíos latentes, la incorporación de conceptos tecnológicos como la fabricación aditiva, la robótica colaborativa, visual computing, big data, la ciberseguridad y la fabricación autónoma, por citar algunos, requerirán en un futuro cercano a trabajadores y trabajadoras con nuevos perfiles profesionales. No en vano, la reciente encuesta de coyuntura hecha pública por Adegi apuntaba hacia la dificultad para atraer talento como uno de los principales factores de preocupación esgrimidos por las empresas guipuzcoanas. Un problema que puede verse agravado por el envejecimiento de la población y que exige una estrategia articulada entre las instituciones y el resto de actores sociales y económicos involucrados.

    Quizá el reto más acuciante e inmediato sea, precisamente, que nadie, ninguna empresa ni persona, se quede fuera de esta revolución en ciernes. Somos un territorio industrial, la industria es la base de nuestra economía, para lo que resulta necesario apostar decididamente por la transformación de nuestras empresas para que sigan avanzando en términos de competitividad en los mercados internacionales. La adaptación a los conceptos 4.0 se erige en algo vital en este contexto.

    Resulta necesario que Gipuzkoa, como territorio, cuyo tejido empresarial está compuesto sobre todo por pequeñas y medianas empresas, se sume con fuerza a la transformación digital. Algo que no siempre resulta fácil tras el periodo de crisis que todos estamos tratando de dejar atrás, sin olvidar las dificultades que ya de por sí conlleva acometer un salto tecnológico de este calado.

    Consciente de esta realidad, en su compromiso de apoyar decididamente la reactivación económica, la Diputación de Gipuzkoa ha puesto en marcha la Red Gipuzkoa 4.0 de Fabricación Avanzada. Se trata de un programa colaborativo pionero, que bebe de una iniciativa precedente similar existente en Alemania, la Plattform Induestrie 4.0, y que tiene un objetivo claro: que las empresas y centros tecnológicos líderes en este campo –contamos en Gipuzkoa con referencias mundiales– muestren a las pymes el potencial y las aplicaciones de la industria 4.0. De forma que todas las empresas del territorio puedan descubrir y conocer el potencial y las aplicaciones prácticas de la industria 4.0, para más tarde aplicarlas en sus entornos productivos.

    Mediante visitas guiadas a las instalaciones, formación introductoria y práctica, así como actuaciones individualizadas en empresas a posteriori –formación orientada, diagnóstico, asesoramiento específico, pruebas o prototipos– la red Gipuzkoa 4.0 pretende acercar a las empresas conceptos y experiencias de fabricación avanzada. Desde la Diputación asumimos el rol de apoyar, facilitar y generar entornos colaborativos que nos permitan avanzar como territorio.

    Aprovecho estas líneas para agradecer el esfuerzo y el compromiso de las tres empresas líderes y cinco centros tecnológicos de referencia que forman el primer núcleo de la Red Gipuzkoa 4.0: Ibarmia, Goimek (Danobat Group) e ITS (Grupo Egile); así como Tecnalia, IK-4 Reseach Alliance (Tekniker, Lortek, Vicomtech) e IMH-TKgune.

    Esta iniciativa parte de una convicción extensible a otros desafíos económicos y sociales que afrontamos como sociedad. Nos referimos a la idea de afrontar nuestros desafíos de futuro mediante la colaboración. Gipuzkoa es un territorio pequeño en cuanto a superficie, pero cuenta con un tejido económico y social avanzado, que no puede permitirse el lujo de quedarse atrás en esta cuarta revolución industrial. Y la mejor forma de avanzar en ese reto no es otra que hacerlo en colaboración, para que el conocimiento y la tecnología en torno a la industria 4.0 pueda calar en todas las empresas y en todos los actores socio-económicos. Para que Gipuzkoa se posicione en el mundo como uno de los territorios punteros en esta materia.

    Ainhoa Aizpuru

    Diputada de Promoción Económica, Medio Rural y Equilibrio Territorial

    Utzi zure erantzuna →

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies